El arte de Pablo Picasso es muy reconocido en el mundo, fue un pintor y escultor español. Uno de los creadores del cubismo, un movimiento artístico desarrollado entre 1907 y 1924, considerada como la primera vanguardia, donde se rompe definitivamente con la pintura tradicional del renacimiento. El cubismo plasma las formas de la naturaleza con figuras geométricas, de forma fragmentada con líneas y superficies en un mismo plano.

La mayoría de las obras de Picasso fueron autobiográficas, destacando los retratos de las mujeres que formaron parte de su vida, sus musas, entre las que resalta Marie-Thérése Walter quien fue su modelo, amante y madre de Maya Widmaier-Picasso, hija de Picasso.

Picasso retrató a Marie-Thérése Walter en un sillón rojo, como el de La Sala, lo cual llamó nuestra atención y quisimos compartirlo contigo. Esta obra data de 1932 y es parte de la primera serie que representa claramente a su amante. Se titula “El Sueño” y es óleo sobre lienzo. A pesar de la polémica situación en la que se realizó este retrato es una bella obra, con una historia algo chusca, ya que su dueño, el magnate Steve Wynn al mostrarla a sus amigos hundió su codo en el lienzo accidentalmente lo que provocó un agujero en el mismo, reduciendo su valor de 135 a 85 millones de dólares.