El confinamiento nos ha brindado la oportunidad de disfrutar nuestra casa y sus espacios. Nos ha permitido ordenar espacios, deshacernos de cosas inútiles y notar detalles antes imperceptibles por las prisas de lo cotidiano.

Seguramente muchos tendremos ya una lista de necesidades que iremos cubriendo poco a poco para mejorar nuestro hogar y hacerlo más agradable en lo práctico y en lo estético.

La ambientación de los espacios es un tema que nos lleva a la identificación de la persona que los habita. Existen diversos elementos decorativos que conforman la ambientación de exteriores e interiores.

Según los expertos en decoración de interiores, colgar cuadros con motivos originales es una forma por excelencia de otorgar vida a la ambientación de un espacio específico.

La idea es generar armonía y reflejar nuestra personalidad en ello, considerando la originalidad y buen precio.

Existen algunos aspectos importantes a considerar en la elección de cuadros para tomar la mejor decisión:

¿DÓNDE COMPRAR CUADROS PARA TU CASA?

Ferias de arte, subastas, galerías de arte o plataformas de arte online.

CONEXIÓN CON LA OBRA:

Buscar que la obra te inspire y despierte emociones. Sensibilizarse a la hora de elegir es indispensable.

BUSCAR INFORMACIÓN SOBRE EL ARTISTA:

Indagar sobre la obra y la trayectoria del artista te permitirá conocer más sobre su trabajo y la técnica y materiales que utiliza. De ésta forma comprenderás su obra y decidir si te identificas con ella.

BUSCAR AYUDA DE UN ASESOR DE ARTE:

Es recomendable pedir asesoría a un experto, él te orientará sobre las diversas alternativas a elegir, considerando la estética, el estilo, y la cantidad destinada para ése concepto.

TOQUE ORIGINAL:

Es importante plasmar tu toque en los espacios, puedes elegir un collage, fotografías artísticas u optar por el cuadro clásico. Un díptico o tríptico aportan orden y originalidad, siempre y cuando se integren de forma armónica en tu espacio.

DEFINIR ESTILO Y TONOS FAVORITOS:

Decantarse entre un estilo clásico y uno moderno será determinante para transmitir tu propia esencia. A continuación es fundamental la elección de tonos. La colorimetría neutra siempre será elegante y sobria. La colorimetría viva nos habla de energía y dinamismo.

PROBAR EL CUADRO EN CASA:

Se recomienda probar en el espacio físico para percibir el ambiente que se genera, más si no es posible, podemos acaecer a la realidad aumentada, es decir, usar la tecnología para probar el cuadro de manera virtual y así poder elegir con certeza.

MERCADO DEL ARTE:

No es necesario erogar grandes cantidades para comprar un cuadro, hay infinidad de alternativas y variedad de precios, si tu presupuesto es limitado, puedes optar por un artista emergente, ya que sus obras no alcanzan aún grandes cifras, sin embargo, gozan de un gran valor artístico.

Manos a la obra, seguramente elegirás la mejor opción que combine con tu casa y con tu personalidad.

Por Mirna Rosso