La palabra mandala en sánscrito significa círculo, es un símbolo espiritual y ritual en el hinduismo y el budismo, que representa al universo.

El diseño circular de los mandalas representa la idea de que la vida nunca termina y que todo está conectado, así como el viaje espiritual que cada persona debe recorrer para encontrar su propio lugar en el universo.

Los mandalas tienen varios usos en la meditación, ya que están diseñados para eliminar los pensamientos irritantes y permitir que la mente se libere y relaje. El simple hecho de mirar mandalas puede centrar el cuerpo y la mente, imagina los beneficios que obtienes al colorearlos.

El primer paso es elegir un mandala que te atraiga, en él debes centrar todo lo positivo que deseas atraer a tu vida.  Permite que tus pensamientos fluyan por las formas y colores que quieras integrar en el diseño. Cada color tiene un significado, pero puedes dejar volar tu imaginación.

El colorear, aunque seamos adultos, favorece a la productividad y la concentración, desarrolla la  creatividad  y reduce el estrés. Si son mandalas aumenta la relajación y te ayudará a meditar para llegar a tener un balance entre cuerpo, mente y espíritu. Además ponemos a trabajar las manos de una manera divertida.

Te invitamos a dibujar este mandala y continuar con este relajante pasatiempo.

Por Karla Basabe