En estas épocas todos buscamos decorar nuestro hogar,

pero debemos hacerlo de manera consciente.

El árbol de navidad es muy importante en estas fiestas y, aunque parezca sorprendente, es mejor adquirir uno natural que uno artificial. Aunque esto dependerá de varios factores, como la distancia que manejas para conseguirlo, hasta la forma en que lo deshechas al terminar navidad.

PINO ARTIFICIAL:

Pros

•    Duradero y reutilizable.

•    Económicos.

•    Necesitan pocos cuidados.

Contras

•    Hechos de materiales tóxicos y no reciclables, como el mercurio y sustancias derivadas del petróleo.

•    Fabricados a grandes distancias del lugar de compra.

•    Para ser eco-amigables deben ser utilizados por 20 años

En caso de elegir este tipo de pino no debes tirarlo a la basura, cuando ya no lo quieras, llévalo a un punto limpio.

PINO NATURAL:

Pros

•    Pueden ser replantados o hechos composta.

•    Benefician al medio ambiente (fabricantes de oxígeno y absorben el CO2 de la atmósfera)

•    Aromatizantes naturales que le dan un ambiente más navideño a tu hogar.

Contras

•    Difíciles de transportar.

•    Frágiles (debe tener muchos ciudados)

•    Más caros.

Si adquieres un pino natural tampoco lo tires a la basura, ni lo plantes, ya que no sobreviviría. Debes buscar un servicio de recolección especial.

Tú decides cual es el que más se adapta contigo. Pero no olvides seguir las recomendaciones.