Por Aida Carranza, Wedding Planner.

Atravesamos por tiempos llenos de incertidumbre y de recomendaciones sanitarias para prevenir el contagio de COVID-19, si tenías planeada tu boda para los próximos fines de semana seguramente tú y tu pareja se encuentran llenos de preguntas y emociones encontradas.

Es muy importante mantenerte informado y tranquilo, las mejores decisiones se toman cuando somos conscientes y sensibles de la situación.

No te preocupes, te ayudaremos a contestar las preguntas más frecuentes.

¿Cancelo mi boda?

No canceles, trata de posponer, recuerda que es algo temporal, trata de llegar a un acuerdo con todos tus proveedores y busquen una fecha donde tengan agenda disponible ambos.

Si cuentas con un Wedding Planner, en estos momentos más que nunca, apóyate en él, puede ayudarte a ver todos los temas con los proveedores de tu boda te lo hará más fácil y llevadero. De aquí la importancia de contratar siempre a profesionales, nunca sabes lo que pueda suceder y saben como responden en momentos de crisis.

¿Hay penalización si cancelo o pospongo?

Es importante revisar las cláusulas de su contrato y ver que aplica para cada uno de los proveedores.

En caso de que no cuenten con contrato, reúnete con tu proveedor para negociar este tema y llegar a un acuerdo.

Ante la situación existen proveedores profesionales, que no cobrarán nada extra y se respetan anticipos y/o liquidación.

Háganlo lo más rápido posible para que pueda haber disponibilidad y acuerdo en fechas.

¿Qué pasa si pospongo mi evento y mis proveedores ya no están disponibles para esa fecha?

En la industria existen varios proveedores que tienen el mismo giro de negocios, por lo cual debe existir una red de apoyo, para que en caso de que uno no pueda cubrir tu evento, pueda recomendarte a alguien de toda su confianza que de garantía en el éxito de tu evento.

Aprovechen este tiempo para pulir detalles, trabajar con la planeación y tengan por seguro que todo saldrá bien, sigue siendo, uno de los días más especiales de su vida.