En esta temporada de Día de Muertos y Halloween, miles de calles y casas son decoradas con luces, calacas, calabazas, cempasúchil, papel picado, etc.

Una de las costumbres de estas fechas es pasar casa por casa pidiendo dulces. En México cantamos “el muerto quiere camote…”, “la calaberita”, entre otras canciones según la región.

En Estados Unidos dicen “trick or treat” al pasar por las casas para recibir golocinas, uno de estos dulces es el Candy Corn que es representativo de la época.

Su historia data del año 1880, creado por George Renninger en Filadelfia. The Herman Goelitz Candy Company comenzó a fabricarlos en 1900 y aún hoy en día es la encargada de su elaboración, aunque la compañía ahora se llama The Jelly Belly Candy Company.

El nombre de Candy Corn proviene de su forma, pequeños triángulos que simulan a los granos de una mazorca de maíz. Sus tres colores, el amarillo, naranja y blanco también están relacionados con los colores de los granos de maíz. Entre sus ingredientes se incluyen azúcar, jarabe de maíz, fondant y malvaviscos, así que es una bomba de azúcar.

La receta que se usa sigue siendo prácticamente la misma aunque el método de elaboración se ha ido industrializando, lo que permite elaborar grandes cantidades, que se consumen durante todo el año. Pero especialmente durante Halloween y es que el 30 de octubre es su día nacional.

Así que si se te antojan, pero no encuentras los famosos dulces, puedes encontrar en internet varias recetas para hacerlos en casa.