La gastronomía y la mercadotecnia se han hecho inseparables para ofrecer a los
comensales experiencias completas que abarcan todos los sentidos. Platicamos con
Alain Saavedra, diseñador gráfico, mercadólogo de profesión y uno de los cinco
socios de Cinque.

¿Cómo lograr el combo perfecto entre mercadotecnia y gastronomía?
No fue complicado, en la Agencia Artmony nos hemos dedicado mucho a trabajar con restaurantes y bares, hemos creado marcas desde cero hasta hacerlas franquiciables, por lo que ya conocíamos bastante del giro, pero no de la logística, así que lo que hicimos fue fusionarnos con gente especializada en operar este tipo de negocios. El secreto es trabajar con personas que sepan lo que hacen, siempre tener especialistas en todas las áreas.

¿Qué es lo que más te apasiona?
El diseño totalmente, el branding, crear algo desde la lluvia de ideas, la imagen que queremos transmitir y posicionarlo en el mercado

¿Cómo nace el concepto CINQUE?
Queríamos hacer una propuesta única y relajada, cinco platillos italianos especiales, cinco entradas, cinco pastas, cinco pizzas, cinco vinos… El menú que tenemos, está basado en auténticas recetas italianas, desarrolladas aquí a cargo de un chef con experiencia en Italia.

¿Cómo es la experiencia en CINQUE?
Queremos vender un sazón increíble y una experiencia desde que entras, queremos que se sienta una armonía integral con las luces, el acomodo de las mesas, la música, el servicio, y claro lograr un buen maridaje con la mixología y los platillos. Nuestros colaboradores, pueden guiarte en la elección de tus platillos y el vino ideal para complementarlo.