Para varias personas la idea de trabajar sin tener horario y poder hacerlo desde casa suena ideal y una de las maneras de logarlo es trabajar como freelancer.

Lo único que necesitas para serlo es tener muchísima determinación, lo primero para convertirte en un freelancer es la decisión de querer hacerlo. Estar lo suficientemente decidido a dejar tu salario fijo para aventurarte, es algo que puede tomar semanas y meses, y claro muchísima fe en que todo te va a salir  muy bien, siempre positivo.

Pero como todo, el serlo tiene sus pros y sus contras, aquí te mostraremos cuales son:

•          Una de las mayores ventajas que tienen los freelancers es que pueden administrar su tiempo a su manera y como mejor les convenga. Así es, no tienen un horario que cumplir y pueden realizar su trabajo a su propio ritmo.

•          Tienen la posibilidad de disfrutar más tiempo con su familia, además de que pueden irse de vacaciones cuando lo deseen.

•          Las personas que trabajan de forma independiente tienen la libertad de controlar sus propias cargas de trabajo.

•          Una persona puede ganar mucho más dinero siendo freelancer que trabajando con un sueldo fijo, claro que todo dependerá de la calidad de su trabajo y el empeño con que lo realice.

La única desventaja que podría llegar a tener es que no hay garantía de trabajo 24/7 ya que puede variar dependiendo de las temporadas.

Así que si lo tuyo no es la vida godín lánzate a esta aventura llamada freelancer.