Por Mariana Alcalá

El equilibrio entre la luz natural y luz artificial es de suma importancia al momento del diseño arquitectónico, pues a través de ésta es posible conseguir interiores en los que se vea reflejado un significativo ahorro de energía y la creación de una sensación de bienestar para el usuario, ya que el correcto uso de la iluminación nos ofrece no solo un elemento único, sino que nos otorga la calidez, radiación térmica, percepción del espacio y otras sensaciones que en ocasiones son imposibles de conseguir con otros elementos. Por eso se debe elegir un buen arquitecto que sepa darle la importancia que se merece la luz natural, y que al momento de proyectar y diseñar la iluminación de un espacio tenga en cuenta tanto los aspectos de ahorro energético, como la necesidad de conseguir una confortabilidad y una sensación de hogar saludable, los beneficios de la luz natural son numerosos, algunos de ellos son:

• Permite una definición perfecta de la gama de colores.

• Es la que mejor se adapta al ojo, produciendo menos fatiga visual.

• Aumenta la productividad y la capacidad de aprendizaje.

• Proviene de una fuente de energía renovable, por lo que nos otorga una arquitectura más sustentable. Las construcciones con mucha luz natural, con grandes ventanales, domos, tragaluces, aberturas en fachadas, patios interiores, etcétera; siempre serán de suma importancia al momento de pensar en un edificio amigable con el medio ambiente.

Para obtener un correcto diseño de iluminación de una casa o cualquier edificio deben tenerse en cuenta estos 3 puntos:

1. Facilitará la orientación y la situación de una persona en el espacio y tiempo.

2. Se integrará desde el principio en el diseño arquitectónico y de interior creando también ambientes con sombras.

3. Será la encargada de crear las sensaciones y atmósfera adecuadas a las necesidades que se requieran para cada caso y persona.

Así que si estás pensando en construir tu casa, o algún edificio para cualquier otro giro, no olvides tener el cuenta que para planeación de cada espacio es indispensable pensar en las variables que contribuyan al uso apropiado y responsable de los recursos, y en un futuro esto se reflejará en ahorros en los servicios y las cuentas por pagar, siempre que se lleve a cabo una buena investigación de las condiciones climáticas del lugar y la región, así como su orientación.

¡Seamos conscientes de nuestro medio ambiente!