Todos sabemos que debemos hacernos un chequeo anual de salud cada año, pero la mayoría no lo hace y lo deja pasar. Te contamos porque es importante que lo hagas aunque te sientas muy bien y algunos puntos importantes que debes tomar en cuenta

Puede ser que uno de los motivos porque no lo hagas es por miedo a que te diagnostiquen algo, pero recuerda que justo este chequeo es para la prevención de enfermedades, o para detectarlas a tiempo, ¡no le temas! al final es mucho mejor identificar alguna irregularidad a tiempo.

Tipo de estudios y revisiones médicas debes hacerte según tu edad

20/ 30 años:

  • Presión sanguínea
  • Niveles de glucosa y colesterol en sangre
  • Revisión dental regular
  • Revisión de la piel en busca de manchas o lunares sospechosos
  • Exámenes para descartar enfermedades sexualmente transmisibles
  • Evaluación nutricional
  • En el caso de las mujeres, examen pélvico y Papanicolau

40 años:

  • Además de todos los estudios y revisiones anteriores
  • Examen de la vista
  • Mamografía (de existir antecedentes familiares, es mejor realizar esta revisión desde los 35 años)
  • Si en tu familia existen antecedentes de enfermedades crónicas como la diabetes, o padecimientos cardíacos, lo mejor es incluir en la revisión anual los exámenes que permitan observar el estado de salud en relación con estos padecimientos, que pueden ser silenciosos.
  • En el caso de los hombres, es conveniente comenzar las revisiones regulares de próstata.

50 años:

  • Además de todos los estudios y revisiones anteriores
  • Densitometría, para saber si estás en riego de sufrir osteoporosis.
  • Exámenes de sangre en heces, que puede revelar si existen problemas como cáncer de colon.