Pocas veces se tienen amigas para toda la vida, aquellas que te acompañan en tus peores y mejores momentos, con las que vas evolucionando y compartiendo nuevos gustos. Así ha sido para este grupo de mejores amigas, quienes desde los 6 años se conocieron y comenzaron a compartir una gran pasión: el deporte.

Rocío, Lulú, Martha, Audrey, María del Pilar, Illian y Cinthia se conocieron en el colegio donde decidieron formar parte del equipo de basquetbol y en el que llegaron a participar en varias competencias, con el paso de los años experimentaron nuevas actividades como el ciclismo, atletismo o el tenis, siempre deseosas de nuevos retos y deseosas de la emoción que trae consigo el ejercicio. Actualmente juegan como el equipo femenil de basquetbol del Campestre, lo que las mantiene activas y unidas.

Sin duda, el deporte es una actividad que conecta a las personas, los duros entrenamientos, las derrotas y sobre todo las victorias se convierten en recuerdos para toda la vida.