El talento hidrocálido nunca termina y siempre ha dado mucho de qué hablar. Descubrir Aguascalientes en todas sus interpretaciones artísticas, científicas y deportivas nos hace darnos cuenta de que cuando el talento y el trabajo duro se unen, los sueños se cumplen. Conoce a Sebastián Córdova, hidrocálido, futbolista profesional, quien a sus 23 años se encuentra jugando para el Club América de la primera división.

¿En qué momento te diste cuenta que querías dedicarte al deporte de lleno?

Desde chiquito siempre fue una gran ilusión el fútbol, pateo el balón desde los 3 años. Pero cuando llegué al América me di cuenta que este, realmente era mi sueño,

¿Cómo fue el proceso de llegar hasta donde estás hoy? Platícanos de los retos y emociones a los que te enfrentaste.

El proceso fue muy muy duro, con muchos sacrificios. Cuando me fui al América a los 14 años me dolió mucho separare de mi familia por que somos muy unidos, pero gracias a Dios todo salió adelante, siguiendo el proceso y hasta llegar a donde estoy.

¿Qué consejo le darías a todos aquellos niños y jóvenes que aman el deporte y quieren trascender en este ramo?

Que nunca se rindan ante sus sueños, siempre luchen por ellos. Si quieren algo aférrense a ello, sé ambiciosos y cuando lo logres, cuídalo.

Mi platillo favorito de Aguascalientes es: El lechón.

Mi lugar favorito de Aguascalientes es: Mi casa, estar con mi familia.

Mi película favorita: Avengers, Rápido y Furioso

Mi hobbie: Los videojuegos

Las horas que entreno al día: De 10 am a 1 pm, pero en las tardes me gusta entrenar en mi casa.

Mi frase favorita: Rendirse ¡jamás! El sacrificio de hoy es la recompensa del mañana.