“Mi vida se trata del diseño, veo diseño en todas partes, incluso en la naturaleza”

Después de conducir por un par de horas, nos encontramos con un lugar lleno de color, con vista impresionante y de esos que te obligan a tomarte un momento para respirar, para poner atención en los detalles, y darte cuenta, que cada muro, cada espacio y cada rayo de luz que entra está en perfecta sincronía.

Jimmy de Alba, a través de tu cámara lograste capturar toda la esencia del lugar y de Phaviela, gracias.

Arquitecta con Maestría en Interiorismo Arquitectónico y apasionada del espacio y el diseño, Pavhiela Guerra nos cuenta de la pasión que se convirtió en su trabajo.

¿Cómo encontraste tu vocación?

Desde muy pequeñita quería ser arquitecta, como me gustaba mucho dibujar, creía que por eso sería la mejor. Pero creo que realmente mi vocación la encontré a través de la observación, entraba a los espacios y me fijaba mucho en lo que me hacían sentir, en lo que percibían mis sentidos, frío, calor, corrientes de aire, etc. Así fue como nació mi vocación por el diseño, lo que me llevó a elegir la carrera de arquitectura, pero es el espacio, de lo que siempre he estado enamorada.

Hoy con la teoría lo reafirmo, los espacios deben hacerte sentir algo, deben transmitir.

Cuéntanos de tu experiencia con el diseño.

Vivo todo el tiempo pensando en diseño, respirando diseño, soñando el diseño, me despierto hablando de él, y me duermo hablando de lo mismo. Lo he hecho desde hace 20 años, primero dedicándome a la arquitectura, después al diseño de iluminación, y en seguida entró mi pasión por el diseño del espacio en particular, de ahí es de donde viene mi enamoramiento por el interiorismo. He tratado de especializarme a lo largo de los años, pero siempre de manera distinta, lo he hecho a través de la experiencia, de la teoría, equivocándome muchas veces, tratando de hacer lo que no se hace normalmente, tratando incluso de romper las reglas o memorizándolas para modificarlas después. Creo que el diseño lo vivimos todos, no solo los diseñadores o arquitectos, pero a veces no nos damos cuenta o no somos conscientes de ello.

El lugar más sorprendente donde has encontrado inspiración.

Me costaría trabajo elegir uno, pero en este momento pienso en cuando conocí la Casa Luis Barragán, cuando entré, descubrí como él logra a través del recorrido angustiarte y luego sorprenderte, es uno de los espacios que más me ha asombrado en la vida.

¿Cómo crees que influye el diseño en la vida de las personas?

Creo que en todo, vivimos con diseño desde que abrimos los ojos, en el despertador, el cepillo de dientes, el jabón, y el aroma. Creo que algunas veces es más amigable con nosotros, lo podemos digerir mejor y disfrutarlo, hay diseño bueno y malo, y ahí está la diferencia, en saber distinguir. El buen diseño tiene que cumplir con un objetivo o una función, no es solamente bonito, tiene que cubrir las necesidades de la gente y hacerla feliz.

Un lugar, un color y un material.

Mi casa, es el lugar en el que soy más feliz, ya que tiene un significado completo, me representa y representa a mi familia, tiene mi identidad, mi aroma y miles de emociones vividas.

Verde, es mi color favorito para plasmar, no lo uso mucho en mí, pero me encanta trabajar con él

El concreto.