Dentro de este mundo caótico es importante darnos un espacio para la relajación y la meditación, los cuencos tibetanos pueden ser una gran opción para lograr este fin.

Los cuencos tibetanos son un instrumento que se utiliza en terapias de sonido desde hace miles de años. Se cree que su sonido es curativo, capaz, no solo de relajar, sino de llegar a sanar algunas condiciones y dolencias. La energía de sus vibraciones puede cambiar las frecuencias de las ondas cerebrales, activando el sistema nervioso, mejorando la paz y claridad mental. Por ello son utilizados frecuentemente en clases de yoga y meditación.

Busca el cuenco que te resuene más para tocarlo unos minutos todos los días y mejora tu salud física, espiritual y emocional. Incluso puede ser utilizado para calmar bebés y niños pequeños. Podrás encontrar diferentes tutoriales en línea.