Al inicio, unos días de descanso en casa no nos parecen tan mal, terminamos nuestra serie favorita, tomamos siestas largas, y nos olvidamos del estrés de todos los días. Pero conforme pasa el tiempo, encuentras menos cosas que hacer y empiezas a sentir esa desesperación de no poder seguir con tu rutina que te hacía sentir bien en realidad. Recuerda que los grandes cambios que no tenías previstos pueden convertirse en oportunidades, y aunque la situación allá afuera es difícil, aún podemos sacar provecho para cuidar de nosotros mismos, aprender cosas nuevas y conocer a nuestra familia más que nunca. Aquí hay algunas ideas para que puedas mantenerte saludable físicamente, emocionalmente, socialmente, intelectualmente y espiritualmente desde tu casa.

Cuerpo
Cuidar de nuestro cuerpo, es una parte muy importante, la clave está en hacer algo que disfrutes para no sentirlo como una obligación, por ejemplo, si te gusta bailar puedes tomar algunos tutoriales de internet y aprender una coreografía; si prefieres los ejercicios de fuerza lleva a cabo tu rutina con cosas que tengas en casa como galones de leche. Y súper importante, cuida lo que comes, es tiempo de experimentar con todas esas recetas que morías por hacer pero no tenías tiempo.

Emociones
Se trata de llegar a ser más conscientes de nuestras emociones y saber canalizarlas. Algunas ideas: Escribe un diario, habla de lo que sentiste a lo largo del día, habla de experiencias pasadas o de planes futuros ¡Es tiempo de dejar volar tu imaginación! También se pueden expresar los sentimientos a través del dibujo, la pintura y claro, en la cocina.

Alma
El cuidado del alma no necesariamente tiene que ver con religión, se trata de estar bien con tu interior, de buscar y encontrar la paz, de conocerte y saber cuál es tu vocación y tu sentido en la vida. Algunas ideas: Meditación por las mañanas, puedes pasar tiempo reflexionando en tu jardín, o aportar tu granito de arena para la sociedad trabajando en algo que eres bueno.

Mente
En este tipo de cuidado, tenemos que buscar algo que estimule y ponga a prueba nuestra mente. Hay que hacer crecer nuestro conocimiento lo más que podamos. Aprender una nueva habilidad puede ser una forma de cuidar de nosotros. Algunas ideas: Lee mucho (revistas, libros, algunos cuentos), aprende un nuevo idioma en línea, busca documentales de temas que llamen mucho tu atención, puede ser momento de reforzar tus estudios de la escuela también.

Social
Los seres humanos somos seres sociales por naturaleza, y mantenernos conectados con las personas que queremos es súper importante. Algunas ideas: Llama a un amigo con el que no platicas desde hace mucho tiempo, puedes organizar videollamadas con varias personas para discutir algún tema de interés, disfruta el tiempo con las personas con las que estás, jueguen algunos juegos de mesa, horneen un pastel o hagan trivias entre ustedes.