El papel de la mujer en la historia del interiorismo y diseño de mobiliario ha sido fundamental y decisivo, ellas con la experiencia, la creatividad y la sensibilidad que las caracteriza son capaces de crear obras hermosas y a la vez, funcionales.

Tal es el caso de Kelly González y Kelly Durán, madre e hija, ambas diseñadoras, y creadoras de mobiliario y decoración en Muebles Markel, quienes nos platican de su trabajo y experiencia.

¿Cómo fue que decidieron dedicarse al mundo del diseño de muebles?

KG: Se fue dando poco a poco, todos queremos tener espacios funcionales, divertidos y confortables, por eso quiero ayudar a cumplir esas expectativas que se tienen sobre el diseño de interior.

KD: Desde chica siempre estaba renovando mi cuarto, a la hora de emprender profesionalmente fue cuando me di cuenta que el diseño era algo que me apasionaba, además, siempre vi a mis papás dedicarse a eso con una cara de satisfacción que yo quería sentir a la hora de hacer mi trabajo.

¿Qué es lo que inspira sus creaciones?

KG: Tener espacios adaptados a las necesidades de cada persona.

KD: Quiero que las personas echen a volar su imaginación, desarrollen su intelecto y fomentar en los niños desarrollen su intelecto psicomotriz, esto ayudará a que ambos entiendan un poco más sobre el arte.

¿Cuál dirían que es el toque especial que ustedes aportan a los diseños?

KG: Gracias a la experiencia que me ha dado ser madre y abuela puedo darte tips e ideas de cómo hacer tu casa más funcional.

KD: Como decoradora mi interés es que cada persona haga de su espacio un lugar más personal, que se sientan en un ambiente más cálido y principalmente que sea personalizado a su gusto.