Si trabajas desde casa, estos pasos te interesan.

Mantener organizada una oficina en casa parece una tarea difícil, pero no lo será tanto si sigues los siguientes pasos que te ayudarán a mantener un ambiente limpio que mejorará tu concentración:

1. Escritorio limpio

Adiós al caos de tu mesa, mantén solo los elementos necesarios y despídete de las pilas de documentos y de los proyectos sin terminar. Esto será una tarea diaria, al terminar tu jornada, para que al día siguiente seas recibido por un escritorio despejado listo para trabajar sin sentirte abrumado.

2. Dividir tu oficina por zonas

Al crear una zona para cada tarea que realizas evitará que todo se acumule en un solo lugar. Divide cada zona en función al tipo de actividad que realizas en ella.

3. Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar

Esta frase siempre nos será útil en cualquier espacio. Por ejemplo, sobre nuestro escritorio podemos tener un portalápices con todas nuestras plumas, un clasificador de documentos, etc. Al finalizar nuestra jornada será más fácil regresar todo a su lugar.

4. Calendario

Mantén un calendario con un checklist diario, con todos tus pendientes como llamadas, e-mails que debes contestar o enviar, citas, etc. Y acostúmbrate a revisarlo constantemente para que nada se te pase.

5. Depura constantemente

Revisa lo que sirve y lo que no a la basura. Es importante que revises regularmente los papeles que acumulas, por que muchos de ellos puede ser que no te sirvan a largo plazo, deshazte de ellos.