Para esta edición de belleza, platicamos con un experto en el tema, que a lo largo de los años ha emprendido con éxito distintos modelos negocios, todos enfocados a cuidar y resaltar la belleza de sus clientes. Bryan es fundador de Black Shine Studio, Black Shine Pro y Black Shine Beauty, posicionándose como uno de los mejores maquillistas de Aguascalientes, hoy nos cuenta como ha recorrido este camino de emprendimiento.

“Aunque no sabes que es lo que buscas, lo que buscas te busca” Alejandro Jodorowsky

¿Cómo te iniciaste en el mundo de la belleza? ¿Qué fue lo que te motivó?

Inicié trabajando en el mundo de la moda en el 2012, organizando y produciendo pasarelas, campañas publicitarias y un sinfín de sesiones fotográficas. Ahí en los backstages fue donde se despertó esta pasión por la imagen, el maquillaje y la fotografía. El proceso de conceptualización, transformación y producción de una modelo para llegar a la pasarela fue lo que me cautivo para decidir formarme como maquillador.

¿Por qué decidiste diversificarte en este mundo? Además del maquillaje, iniciando tu línea de productos de belleza y workshops.

Siempre he sido muy inquieto y me gusta llevar mis emprendimientos al siguiente nivel, así como ofrecer ese diferenciador y valor agregado; cuando inicié mi primer estudio en Aguascalientes en el 2015, me fue tan bien que al poco tiempo requerí expandirme, y es ahí donde nace mi gusto por dar clases y compartir esta pasión con futuros maquilladores. En el 2019 decidí aparte de distribuir productos cosméticos, emprender con mis propios productos, todo esto bajo mi marca BLACK SHINE.

¿Cómo ha sido recorrer este camino? ¿Con qué obstáculos y éxitos te has encontrado?

El camino del emprendimiento sin duda no es nada fácil, pero me ha impulsado a cumplir todos mis sueños, día con día me motiva a realizar pequeñas metas que me ayudan a materializarlos, así como también rodearme de las personas adecuadas, para que me impulsen a llegar a la siguiente meta. Descubrí que lo más importante es HACERLO, no sólo imaginarlo; iniciar sin importar el cómo. Uno de los obstáculos más grandes al emprender fue la falta de recursos, pero siempre tenía en mente el objetivo y no el camino.

¿Qué tendencias crees que se vienen? Hablando del mundo de la belleza en general.

En este mundo conectado por las redes sociales y a medida que estas evolucionan, existe una fusión de tendencias globales que nos lleva a una inmensa diversidad en los ideales multifacéticos de belleza. Cada vez somos más influenciados por la cultura oriental, así que hoy en día el skincare y las pieles naturales, así como también los estilos orgánicos, son más valorados en una cultura que se preocupa no por tapar, sino por cuidar y resaltar desde la naturalidad. 

¿Cuáles son tus planes a corto plazo?

En los productos encontré una nueva forma de poder escalar mi negocio, viajar y abrir nuevas sucursales descubriendo nuevos mercados. Planeo que mis cosméticos compitan con marcas internacionales, para demostrar que en México también podemos tener productos cosméticos de primer nivel y comprometidos con el medio ambiente.