“NADA RESULTA TAN DESHUMANIZANTE COMO LA AUSENCIA DE CONTACTO HUMANO” Nelson Mandela

En esta era digital el poder de las redes sociales es tal que incide poderosamente en la actividad social, política y económica de casi cualquier lugar en el mundo.

Su efecto ha sido contundente, ya que al estar frente a Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat o cualquier Social Media, el comportamiento de las personas se torna espontáneo y se convierte en una vía para plasmar lo que somos y pensamos, nos permite expresar nuestra opinión y también nos da la oportunidad de ser escuchados, un espacio anteriormente restringido a comunicadores, escritores o líderes de opinión.

Hemos sido testigos de cómo las masas se comunican y manifiestan, sus ideas o posturas se vuelven virales o “trending topics” y pueden ser hasta catalizadores de acciones para el beneficio colectivo o en contraste subversivas.

Es innegable que actualmente las redes están de un modo u otro en nuestra vida, y que su poder e influencia en la sociedad es tal que la necesidad de tener presencia en ellas es vital tanto para una pequeña empresa como para las multinacionales. Del mismo modo, toda figura pública, ya sean políticos, periodistas o artistas encuentran en ellas una comunicación franca y directa con sus seguidores.

Se han convertido también en un termómetro social, donde se monitorea el riesgo de crisis o el nivel de reputación, se elaboran estudios de mercado y se marcan tendencias o diseñan estrategias.

Cabe destacar que la influencia de las redes sociales tiene aspectos de carácter positivos y negativos, el buen uso de ellas será una decisión inteligente.

POSITIVOS

•    Establecen vínculos virtuales con personas con quienes compartirmos intereses, aficiones o hobbies.

•    Promueven el bien común con acciones comunitarias.

•    Pueden ser aliados para nuestra vida profesional y desarrollo personal, ofreciendo contenidos interesantes, tutoriales y manuales.

•    Brindan actualidad en la información.

•    Permiten retomar contacto con antiguos conocidos.

•    Son fuente de entretenimiento.

•    Facilitan las ventas online con un click.

NEGATIVOS

•    Fomentan el exhibicionismo selectivo para lograr la aceptación social.

•    Exacerban la vanidad personal.

•    Crean fragilidad en la intimidad y privacidad, dejan una  huella digital dificil de borrar.

•    Favorecen una exposición constante que hace vulnerable la integridad personal.

•    Propaga falsa información literalmente como un virus.

•    Fomenta la pérdida de tiempo.

El buen uso de éstas herramientas está en nosotros, evitar la adicción y potenciar sus beneficios es posible y enriquecedor.

Las redes sociales no reemplazan la voz de un familiar, un abrazo entre amigos, un beso apasionado, o los juegos y risas de los niños. La interacción personal y el contacto físico son vitales para todo ser humano.

Por Mirna Rosso