Así como La Sala ha crecido, los peques de nuestras portadas también…