Gabriel es abogado, rector de la Universidad Panamericana Campus Aguascalientes, y papá de Gabriel, Santiago, María José, Jorge, Agustín, Francisco, Álvaro y Rodrigo. Desde pequeño su familia inculcó en él, el gusto por el trabajo bien hecho, un hombre espiritual y entregado completamente a su familia con quienes disfruta de la una relación basada en el amor, la solidaridad y la unión.

¿Cuál es el mayor reto que has tenido que superar como papá? 

Creo que uno de los retos más difíciles de enfrentar son los que tienen que ver con la enfermedad de los hijos, ya que estás en manos de los médicos y Dios, y no se puede hacer mucho más que pedir por ellos. 

Sin duda el inicio también representó un gran reto, cuando nos casamos y al poco tiempo tuvimos a nuestro primer hijo, fue difícil desde el punto de vista económico, pero la más padre por la ilusión de ser papá.  

Menciona 3 de tus mejores recuerdos como papá.

Cada vez que mi esposa me ha dicho que seré papá de nuevo, junto con el día de nacimiento de cada uno y sin duda el tiempo de la espera. No hay nada más grande que ser partícipe, con Dios, de la creación de una persona que está llamada a la felicidad eterna.

Todos aquellos momentos en que mis hijos conquistan una meta que les ha costado esfuerzo y dedicación. 

Ver el amor que se tienen entre ellos y el amor que le tienen a su mamá.

¿Cuál ha sido el mejor regalo que te han hecho? 

Los mejores regalos no son materiales, me encanta ver como entre hermanos se quieren tanto, ver los gestos de solidaridad, generosidad, de unidad. 

Un consejo que te gustaría que recordaran para siempre.

Estén siempre cerca de Dios, por lo tanto al servicio de los demás, sin duda con esto encontrarán la felicidad, que es lo que yo más deseo para ustedes.