Bien dicen que para disfrutar de un buen viaje, asombrarte con la arquitectura y una buena gastronomía, no es necesario ir muy lejos, México nos ofrece lugares dignos de películas, tal como Val’Quirico, este pueblito, que en realidad es un desarrollo inmobiliario inspirado en la región Toscana de Italia se ha convertido en un destino para todo tipo de viajeros.

Processed with VSCO with hb2 preset

Ubicado entre el límite de Tlaxcala y Puebla, este lugar está rodeado de cafés, tiendas, boutiques, galerías de arte y restaurantes. Aquí te contamos un poquito de todo lo que puedes hacer.

  1. Recorre las calles empedradas.

No existe mejor manera de conocer un lugar que adentrarse en su cotidianidad. En Val Quirico tienes mucho por explorar, recorre sus calles empedradas, conoce a su gente y adéntrate a sus tradiciones.

  • Disfruta sus sabores.

Podrás disfrutar de platillos mexicanos, españoles, italianos, japoneses y finalmente, africanos. Consiente a tu paladar con lasagna, rollitos de sushi, paella o qué tal unas brochetas de cocodrilo, ¿te animas?

  • Asómbrate con el Santuario de las Luciérnagas.

Muy cerca de este pueblo se encuentra el Santuario de las Luciérnagas que no puedes dejar pasar. Realiza una caminata en el bosque y observa el espectáculo inigualable al aire libre.

  • Prepara tu cámara.

No hay un solo espacio en este lugar que no sea digno de fotografíar, desde los detalles de la arquitectura, los colores, murales y túneles que te transportarán a Europa sin necesidad de ir al otro lado del mundo.