Luego de un duradero noviazgo de doce años, Cristina y Ricardo han decidido dar el gran paso en su relación y decidieron casarse. La primera parte de su enlace fue el matrimonio civil que celebraron el pasado fin de semana en un jardín al poniente de la ciudad. En compañía de sus familiares y amigos cercanos celebraron este importante paso y disfrutaron de su compañía con una agradable fiesta con un increíble vista del atardecer. Cristina y Ricardo ahora preparan los detalles de su boda por la iglesia que celebrarán el próximo mes de marzo en la hermosa playa de Manzanillo.