Karen y Paco llevan más de cinco años como novios, y este año decidieron dar el siguiente paso en su relación y unirse en matrimonio. Es por eso que el pasado fin de semana se dieron le primer sí ante el juez del registro civil en el jardín de la casa de la familia Soto. Aprovechando el puente por la independencia de México, la fiesta fue con temática mexicana con decoración de papel picado, al ir llegando todos sus invitados fueron recibidos con un shot de tequila en un tradicional cantarito. Luego de la ceremonia civil, los nuevos esposos festejaron rodeados de sus mejores amigos el resto de la tarde, y ahora se preparan para su boda por la iglesia que será dentro de un mes.