Después de un lindo noviazgo Andrea y Alberto decidieron dar el siguiente paso y unirse en matrimonio. Muy puntuales llegaron al templo del señor del Encino donde en el altar se dieron el sí. Luego de la ceremonia, una increíble fiesta esperaba por los nuevos esposos y sus invitados en el Taller de Locomotoras, que lucía una hermosa decoración. Sin duda el momento más especial fue el baile de los novios que provocó muchas emociones en los invitados. La fiesta continuó con mucho ambiente en la pista de baile con Andrea y Alberto disfrutando de su gran noche.