Hermosa boda charra tuvieron Eduardo y Annalia en la capilla de San José del rancho el Medio Kilo los novios se juraron amor eterno. La misa estuvo musicalizada por mariachis y al salir ya como esposos se trasladaron con mucho estilo en un Thunderbird acompañados de una gran cabalgata de charros a caballo hasta el jardín Serata en el mismo rancho. Ahí recibieron uno a uno a sus invitados con quienes compartieron una gran noche de muchas alegrías.