En el templo de Guadalupe, una tarde de sábado Sofía González y Roger Barocio se juraron amor eterno. Al terminar la ceremonia, ya como marido y mujer y emocionados por este gran paso en sus vidas se dirigieron al Salón de usos múltiples de Foro Trece donde compartirían con sus invitados una divertidísima fiesta por su casamiento. Luego de la cena comenzó el vals de los novios y con sus papás para después romper la pista de baile con una gran noche de baile, fiesta, shots y mucha diversión.