Un cumpleaños muy especial tuvo María José Guzmán en compañía de sus seres queridos. En el jardín de su casa sus papás José Guzmán y Consuelo González fueron anfitriones de una fiesta con familiares y amigos en la que el buen ambiente nunca faltó. María José disfrutó la tarde con una rica comida amenizada con música norteña con grupo en vivo así que la fiesta no paró hasta muy entrada la noche. Éste fue un cumpleaños muy especial para María José que además de cumplir veintisiete años fue su último cumpleaños como soltera pues el próximo otoño se casará con su prometido Rodrigo López