A la edad de nueve años, Fernando recibió por primera vez la comunión en una misa celebrada en la capilla de Santiago Apóstol acompañado de sus papás Adalberto Castillejos y Karen Rodríguez. Para su comunión, Fernando tuvo dos parejas de padrinos; Santiago Ramírez y Paty de Alba, así como Salvador Guerra y Paty López. Al terminar la ceremonia de eucaristía, Fernando y su familia recibieron a sus invitados en un jardín al poniente de la ciudad. Ahí pasaron una agradable tarde en buena compañía, con comida, dulces y juegos en el jardín.