A la edad de nueve años Helena recibió por primera vez la eucaristía en una misa celebrada en la capilla de Santiago Apóstol. Acompañada de sus papás Guillermo Medina y Mercedes Urzúa, así como sus padrinos Antonio de los Reyes y Liliana Medina. Ya por la tarde Helena y su familia celebraron con una comida en el salón Acacia, al poniente de la ciudad. Ahí Helena disfrutó de jugar con sus amigos en el jardín.