Muy emocionado por hacer su primera comunión estuvo Mauro en una ceremonia realizada en el convento de las Madres Adoratrices. Desde muy temprano sus papás Víctor Giacinti y Lilian Acero estuvieron muy cerca de él, así también sus padrinos Mauricio Acero y Karla Padilla. Ya por la tarde la familia Giacinti Acero recibió a sus invitados en el salón Punta Paraíso, al poniente de la ciudad con una padrísima fiesta en la que decoración del salón fue el centro de atención. Mauro y todos los niños pudieron disfrutar de la fiesta a su modo pues si dispuso una increíble zona de juego inflables.