La pequeña Majo celebró su cumpleaños número 7 con una padrísima tarde de SPA en Sugar Glam, a la que invitó a sus mejores amigas. La pasaron de lo mejor pintando cerámica, haciéndose manicure, faciales y demás.

Disfrutaron de deliciosa pizza, para después cantarle las mañanitas y comer rico pastel.